Como el “diseño de pensamientos” puede ayudar a perder peso, detener la preocupación y cambiar tu vida.

¿Qué es algo que siempre has querido cumplir pero nunca has podido?

Tal vez es lanzar tu propia compañía, o tal vez ponerte en forma finalmente.

Cualquiera que sea, probablemente parece como si hubiera obstáculos insuperables entre tú y tu objetivo, desde tu exigente familia a tu ocupada agenda de trabajo y tu profundo miedo al fracaso.

Pero la verdad es que estas metas son completamente alcanzables y en la mayoría de los casos, tu eres el único manteniéndote atrás.

Esto es de acuerdo con Bernard Roth, un profesor de ingeniería y director académico del Instituto de Diseño Hasso Platner en la Universidad de Stanford. El nuevo libro de Roth “El hábito de alcanzar” describe cómo una estrategia llamada “pensamiento de diseño” te puede ayudar a crear cambios significativos en tu vida.

El diseño de pensamiento fue inventado por Roth y otros ingenieros de Stanford, y es comúnmente usado para mejorar un poducto especifico o experiencia, como un foco o citas en linea. Sin embargo en el habito de alcanzar Roth explica còmo exactamente el mismo proceso puede ser girado hacia el interior, ayudando a las pesonas a ser mas felices y exitosas.

El libro esta basado en una clase que Roth ha impartido por cerca de medio siglo llamada “El diseñador en la sociedad”

El diseño de pensamiento es un proceso de 5 pasos:

  • Empatiza: Aprende cuales son los problemas
  • Define el problema: ¿qué pregunta vas a contestar?
  • Idea: Genera posibles soluciones
  • Prototipo: Abandona la perfección y o construye tu proyecto o desarrolla un plan
  • Prueba y obtén retroalimentación de otros.

Roth dice que los pasos individuales no son tan importantes como algunos de los principios rectores detrás del diseño de pensamiento: una base hacia la acción y miedo al fracaso limitado. La clave de diseñar pensamientos, de acuerdo con Roth, es cuestionar tu manera automática de pensar y dar por supuesto.

Entonces, ¿cómo funciona el diseño del pensamiento en la vida real?

En el New York Times, Tara Parker-Pope explica como la estrategia le ayudó a perder peso, algo por lo que ella había luchado durante mucho tiempo.

Para el primer paso (empatizar) Roth sugiere aprender cuáles son los problemas verdaderos mediante la pregunta “¿qué sería de mí si solucionara este problema?”

Parker-Pope se dio cuenta de que se sentiría mejor consigo misma, tendría más energía, y tendría más confianza para socializar con amigos. Así que el problema verdadero no era la pérdida de peso, sino concentrarse en sus amistades y aumentar su energía.

En el proceso, se dio cuenta de que el carb-carga alrededor de la hora del almuerzo y el consumo de azúcar estaban haciendo cansado su día, por lo que elimina ambos. “Al desplazar mi enfoque lejos de la pérdida de peso a los problemas reales que pesan en mi vida”, Parker escribe : “Yo terminé perdiendo 25 libras.”

En el libro, Roth también describe cómo el diseño de pensamiento ayudó a una madre en uno de sus talleres a dejar de preocuparse sobre el acceso de su hija a una buena universidad.

La madre pensaba que la pregunta clave era ” ¿Cómo me aseguro de que mi hija accede a una buena universidad?”, pero Roth le ayudó a darse cuenta de que la pregunta real (paso dos: define el problema) era, “¿Cómo consigo reducir la ansiedad?” Eso es porque, una vez que la hija fuera admitida en algún sitio, ella probablemente comenzaría a preocuparse sobre otra cosa.

Con esta nueva realización, la mamá podría comenzar a preocuparse en el gran problema de reducir su ansiedad.

El pensamiento AmazonDesign puede ser igualmente útil para trabajar hacia metas profesionales.

Roth da un ejemplo de un estudiante en su clase de “Diseñador en la Sociedad” llamado Paddy, que había querido siempre comenzar su propio negocio. Paddy era un periodista que había servido en la marina, pero cuando Roth animó a los estudiantes a cavar profundo y a ser honestos con ellos mismos, Paddy comprendió que ninguno de sus logros lo habían hecho feliz.

“Él sólo estaba haciendo un buen trabajo caminando por las sendas que otros habían creado”, escribe Roth.

Cada estudiante en la clase tenía que completar un proyecto, que involucra hacer algo que habían querido hacer, pero que nunca habían hecho – y Paddy eligió producir su propio show de radio.

“En mi clase [Paddy] aprendió a no retroceder ni dejar las cosas para más tarde cuando surgió una nueva idea, sino a actuar,” escribe Roth. Así que Paddy hizo el prototipo y produjo varios productos nuevos para el programa de radio “Marketplace.” Más tarde, él publicó un libro sobre economía.

El pensamiento de diseño ayudó a Paddy mayormente a hacer un imperativo, en lugar de pensar en hacer (por eso es que el cuarto paso trata de la creación de prototipos).

La parte más valiosa del Diseño de Pensamientos, afirma Roth, es que una vez que te des cuenta de que puedes alcanzar un objetivo, ganas impulso hacia poder lograr el siguiente. En otras palabras, se convierte en un “hábito de logros”.

Roth escribe: “La experiencia de tomar el control de tu vida cambiará tu realidad, haciendo posible lograr casi todo lo que realmente quieras hacer”. .”


Texto original: 

Traducción: Alejandro Cartagena

Los jóvenes prefieren el ocio y las experiencias a la compra de bienes.

Los gustos de consumo de los jóvenes adultos nacidos en el cambio de milenio tienen un impacto en los resultados de las empresas cotizadas en bolsa.

La generación del “milenio”, niños del milenio nacidos entre principios de la década de 1980 y la década del año 2000, modifica la estructura de la economía a medida que sus miembros acceden al poder de la compra. El sitio Bloomberg nota que esta evolución se lee de aquí en adelante en los resultados de las empresas que cotizan en bolsa en los Estados Unidos y Europa: aquellas que proponen experiencias, ocio y viajes sobrepasan a aquellas que venden bienes de consumo.

¿Cuales son los sectores económicos aclamados por estas generaciones? Todos aquellos que ayudan a formar su identidad y a crear recuerdos, según Sarbjit Nahal, del Bank of América, interrogado por el sitio. Esta unión incluye las actividades que vuelven alrededor de los eventos deportivos, festivales, juegos en línea, economía de colaboración, viajes o música en streaming pero también la restauración y los bares.

La evolución desde 2012 el índice Stoxx 600, que sigue el curso de 600 empresas europeas en bolsa, muestra esta mejor realización de las actividades de “ocio y viaje” sobre las de los “bienes de consumo personal o domésticos”.

Comprar felicidad

La posesión de bienes materiales es así pasada al segundo plano para estas generaciones que, según la fórmula consagrada, privilegia el acceso por encima de la propiedad. Esta inversión de las prioridades se hace en detrimento de algunas compras que eran ineludibles para las generaciones anteriores como el automóvil, la televisión o los bolsos de lujo. Las salidas de los millennials son más regulares, como sus viajes, y son menos numerosos que sus padres para poder economizar para comprar un bien inmobiliario.

Jack Huang, un americano que ha fundado la empresa Truly Experiences, proporciona exactamente este tipo de prestaciones a unos clientes de su generación. Confirma que el consumo ha deportado objetos y bienes materiales para llevarse hacia la experiencia: “La gente quiere comprar felicidad”, menciona.


 

Texto original: Slate.fr

Traducción: Alejandro Cartagena

Imagen: TIME

Blog de WordPress.com.

Subir ↑